dimecres, 29 de maig de 2013

I hui, què em contes?

HISTORIETAS


Me vienen muchas historietas a la memoria. Por ejemplo:
 
El cementerio de las comas. Es el lugar donde están enterradas todas la comas equivocadas y tachadas por el lápiz azul del maestro.
 
Las violetas del Polo Norte. Esta sería la historia de un día de fiesta tan feliz que hasta los hielos florecían. Quizá hablara del día en que florezca la paz para todos y para siempre.
 
Las cabezas locas. Sería estupendo que las cabezas locas, o sea, las que están llenas de ideas equivocadas y absurdas, se pudiesen desenroscar y cambiar como bombillas fundidas.
 
Sin pasaporte. Esta sería la historia de la primavera, que viaja de un lado a otro del mundo sin necesidad de pasaporte ni de pagar aduana, transportando sus flores, sus tormentas, sus nubes y sus hermosos días.
 
El palacio para romper. Esta historia sí que os gustaría. Se debería construir un palacio lleno de cosas que se pudiesen romper, y un día a la semana, invitar a los niños allí con permiso para destrozarlo todo, incluidas las paredes. Así, creo, se desahogaría y luego, en casa, no tendrían necesidad de romper nada.
 
El monumento de nieve. Esta hisotir apodría contarse así. Preguntaron a un gran hombre:
- Cuando muera, ¿cómo quiere el momento, de bronce o de mármol?
- Háganmelo de nieve - respondió el gran hombre-, así el Sol lo derretirá y no os hará sombra.
 
La goma de los sellos. Invención portentosa: sellos con goma a la menta, a la guinda, a la fresa, a la grosella para chupar como caramelos. ¡Qué beneficios para Correos! Y los niños pequeños:
-Papá, ¿si me porto bien me traerás un sello de mil sabores?
 
Historietas como estas sé cientos, miles... Un día os las contaré de la primera a la última.

Gianni Rodari. Cuentos del genio de la fantasí. Ed. La Galera
 
Il·lustració Carolina Espinetto. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...