dimecres, 29 d’abril de 2015

Li donem veu a... Clara Janés




Clara Janés és catalana, nascuda a Barcelona el 1940, llicenciada en Filosofia i Lletres i escriptora de tot tipus de gèneres, a més d'una reconeguda traductora. De fet, ha sigut guardonada vàries voltes amb diferents premis nacionals i estrangers, com el Premi Nacional de Traducció (1997) o el X Premi Nacional de les Lletres "Teresa de Ávila" (2007).

Entre la gran quantitat de llibres publicats en destaquem un títol, aquell que volem recomanar-vos: Guardar la casa y cerrar la boca.

En aquest llibre, que pertany al gènere de l'assaig, ens permet conéixer dones escriptores al llarg de la història, de tots els indrets del món, però no la seua biografia sinó a través dels seus escrits. El títol, una frase dita per Fray Luis de León, ja ens fa una idea de les dificultats que van haver de superar aquestes dones per fer-se un racó a les lletres, lluitant contra el masclisme i la idea preconcebuda que el lloc de les dones era a casa amb els fills.






1. EL PRISMA
A modo de introducción

El azar, que actúa como cómplice, me ha brindado el siguiente párrafo: "Que lo femenino es lo Otro! Pero ¡divinos cielos!, ¿cuál es el hecho histórico que lo demuestra? ¿Cuál es el texto [...] que lo dejó entrever? ¿Se nota en la tragedia griega o en la Biblia? ¿Hay algún suplemento del decálogo especial para lo Otro?". Es una frase de Rosa Chacel, de su ensayo "Comentario tardío sobre Simone de Beauvoir" que, desde el principio, apunta varias ideas que invitan a reflexión.

Lo Otro, pues, para Rosa Chacel no es lo femenino, y sin embargo, ella misma, que escribió acaso las páginas más lúcidas e inusitadas que en España se han escrito sobre el candente tema de la realidad de la mujer en nuestra época, repitió una y otra vez que la mujer es distinta del hombre, que su cuerpo es distinto tanto en sus posibilidades en el acto sexual como en lo que respecta a la descendencia, de lo cual deriva su situación en la sociedad. A pesar de ello, señaló - y demostró, en su libro Saturnal -, estamos en un momento histórico en el que se prodecuen grandes cambios que, en parte, se concretan, precisamente, en la aproximación entre los sexos, y no por la masculinización de la mujer, sino por la feminización del hombre.

La diferencia entre hombre y mujer existió siempre: se da en sus cuerpos. Sin embargo, remontándonos a la prehistoria, hubo una etapa en que - a parte del hecho de parir - hombre y mujer realizaban las mismas cosas. [...]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...