dijous, 23 de gener de 2014

S'alça el teló... El parlamento de los animales

En el programa anterior us vam presentar aquesta xicoteta obra teatral, El parlamento de los animales, basada en un conte popular hindú, i que Antonio Rodríguez ha actualitzat. Una obra còmica que ens presenta dos bàndols d'animals humanitzats que s'identifiquen prompte amb polítics de dretes i esquerres, els quals posen de relleu l'egoisme i la hipocresia del seu pensament.
 
Així comença...
 
ESCENA I
 
(Mañana tempranito de un verano caluroso. Sale la perdiz de su casita trayendo entre las manos-alas un enorme nido que deposita en el suelo. Viene sofocada y calurosa)
 
PERDIZ: ¡Qué noche, Dios mío, qué noche! En esta casa no hay quien pare. ¡No he pegado ojo de perdiz en toda la noche! Estaba desatinada por que amaneciera y poder salirme a la puerta a recibir este fresquito de la mañana. ¡Y con este sistema de traer hijos al mundo! Días y días sentada como una pazguata, ¡qué tengo el culo "escosío"! A mi, que me arde la sangre si no hago algo.
 
(Se abanica, saca algún cacharro del nido y lo limpia, hace punto, lo que sea. No debe quedar duda de que nadie en el pueblo es más activo y laborioso que doña Perdiz)
 
PERDIZ: ¡La leche! ¿He dejado puesta la leche en la candela? ¿La he dejado o no? ¡Qué cabeza de pájaro tengo!
 
(La perdiz sale del nido sofocada y ligera, dando soltitos, y entra en su casa. Mientras esto ocurre, entra en escena un ratoncito que viene corriendo como loco, asustado y gritando. Detrás, la zorra, que al ir vestida y calzada como una señorita que aún no se ha ido a dormir, poco puede hacer para alcanzarlo.)
 
RATONCITO: ¡Soco, socorro, socorrito y piedad! ¡Zorrita linda no me comas, que soy muy chiquitito! ¡Socorro!
 
ZORRA: Ven aquí, estúpido equilibrista, tengo que desayunar; anoche no pude comer nada y estoy que me muero, ah...
 
RATONCITO: Seño, seño, señorita, yo le buscaré algo más agradable: croissants, bollos mermelada, cornflakes.
 
ZORRA: ¡Idiota!, ¿crees que soy una turista a media pensión?
 
RATONCITO: A lo mejor te gustaría un zumo de naranja, pomelo o melocotón, y...
 
ZORRA: ¡Cállate, ratón repugnante, con esos brebajes vegetarianos! Yo soy una zorra golosa ¡y te quiero a ti!
 
RATONCITO: ¡Ay!
 
(Este diálogo se desarrolla durante una persecución por el escenario. En un momento, comienza una loca carrera. El ratón salta por encima dle nido, pero como la zorra es despisatada y un poquito miope, me te una pierna dentro y rompe los huevos de un pisotón.)
 
[...]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...